Lista de temas

  1. Como el sol(m: Raly - C. Presta / l: Raly)
  2. Mochileros(Raly)
  3. El sol parece lluvia.(m: Raly / l: M. Perez Dadone - Raly)
  4. Chacarera del sufrido.(Hnos. Ábalos)
  5. Tata nachi.(m: C. Carabajal / l: C. Juarez)
  6. El sueño de los viajeros.(Raly)
  7. Si acaso vuelves.(Raly)
  8. Como danza la esperanza.(m: Raly - E. Guevara / l: Raly)
  9. Mujer caminante.(Raly)
  10. Chacarera del exilio.(m: Raly-M. Mitre / l: Raly)
  11. Bower.(m: Raly / l: F. Racca – Raly)
  12. Luna del Albigasta.(m: L. Gurevich / l: Raly)
  13. Hasta siempre.(C.Puebla)
2015, comprar en Itunes

Créditos

El sueño de los viajeros contó con la participación creativa de César Elmo en batería y percusión. Sebastián Sayes en bajo, Mauricio Páez y Edgardo Castillo en guitarras. Ana Laura Bértora en teclados y acordeón, Agustín Azubel en saxofón, Nahuel Naschei en trompeta, Martino Gesualdi en trombón y Edgardo Castillo en flauta traversa.

Grabado y mezclado por Gustavo Segal en Estudio Buenos Aires.

Producción de Disco Trashumante, Manuel Juárez, Fran Rodríguez y Martin Sueldo.

Arte y diseño de HUAUCKE.

Fotos Raly de Mateo Perez Dadone.

Impreso en deferrari.com.ar

Operador de Sonido: Ernesto Carro.
Operador de Monitores: Guillermo Controne.
Luces: Carolina Pelassa.
Escenario: Franco Barrionuevo.

El sueño de los viajeros

Un día creímos regresar al camino, otro día de tantos creímos palpar el regreso.. y fue inútil tomar recaudos, fue en vano sentarnos a esperar alguna señal. Milagros, olores, sombras, silbos ocultos… todo nos recordaba lo que aun no había sucedido. Estábamos aquí o allá, de este lado o del otro, nos sentimos morir de pie, pero la mirada nos sumió en el horizonte. Letanías fantasmales de caminos perdidos, autopistas de alquitrán sudando escombros en los balcones de una montaña, caracolas de espinas rondado las alturas del dolor, cantares de cigarras en los tropeles de la ausencia, milenos y milenios de vientos trinado presagios en la carne de las piedras.. encuentros sagrados y el rostro de las nubes presagiando nuestra senda. Un día despertamos creyendo que todo era un sueño, y agitados y sudorosos estábamos una vez mas preparados para la contienda. Es que tal vez se trate solo de un sueño o de un sentir pretérito embarcado en un rio eterno e inconmensurable. Pero hoy volvió a amanecer desde el oeste y nuestros ojos hicieron pie. Nos miramos la manos con asombro y nos dijimos si.
El tiempo es un sueño maravilloso y cruel, pero en nuestro viaje se develará lo nuevo. El primer paso del regreso aun no lo dimos pero soñamos con darlo. Cantar será nuestro primer y último intento.

Raly